Universidades

Alumnos de la Universidad Anáhuac desarrollan “Puebla Fusión”, un proyecto para crear elementos innovadores con impresoras 3D

Alumnos de las licenciaturas en Gastronomía y Diseño Industrial de la Universidad Anáhuac, desarrollaron un proyecto interdisciplinario para destacar el rol de las nuevas tecnologías y su interacción con la gastronomía a través del diseño, desarrollo, manufactura y uso de formas elaboradas en impresoras 3D.

La gastronomía y las nuevas tecnologías parecieran términos de dos mundos distintos que difícilmente podrían encontrar elementos en común; sin embargo, en el siglo XXI hay un cambio de paradigma con respecto a la gastronomía, en donde se busca expandir el concepto hacia una disciplina que enlace a los actores clave en la cadena de valor de la comida y que va mucho más allá de los restaurantes y la cocina.

Con esto en mente, los alumnos de la Universidad Anáhuac crearon “Puebla Fusión”, un ejercicio en el que involucraron talento, innovación, creatividad y transferencia de tecnología para crear una serie de utensilios clave en el arte culinaria: tazas, platos y moldes hechos en impresoras 3D pasando por diferentes etapas metodológicas como focus group, design funnel, diseño en 2D, prototipado, producción, entre otros.

Los resultados de este proyecto perfilan a los futuros profesionistas Anáhuac a darle continuidad mediante dos vías: por un lado, hacia el emprendimiento con criterios innovadores, disruptivos y de vanguardia a través de un plan de negocios; y por el otro, a transitar por la investigación, desarrollo y transferencia de tecnología de ala mano de CONACYT, a través de los programas de apoyo para las actividades científicas, tecnológicas y de innovación.

Al respecto, el Dr. Javier Ruiz Hermoso, Director de la Escuela de Turismo y Gastronomía Le Cordon Bleu – Anáhuac, mencionó que “hoy en día, las impresoras 3D son una tecnología que permite crear una figura con volumen a partir de un diseño, y creemos que el futuro del uso de estas impresoras tendrá que ver con el hecho de satisfacer necesidades específicas de una persona y por lo tanto, abonar en las mega tendencias que se refieren a la cadena de suministro de alimentos hiper-personalizada y tecnologías disruptivas, convirtiéndose en un enfoque que no se había visto en el país”.

Por su parte, la Mtra. Blanca Vila Cortell, Directora de la Escuela de Arquitectura y Diseño, destacó que “el proyecto Puebla Fusión es una gran oportunidad para que diferentes disciplinas trabajen de la mano alcanzando un objetivo en común. Es un muy buen ejercicio que acerca a los estudiantes a la vida real y los motiva a ser innovadores y emprendedores, así como a aportar creaciones nuevas mediante el uso de tecnología punta, impresora 3D y el torno CNC, para el diseño de objetos funcionales, estéticos y amigables con el medio ambiente”.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close