Espectáculos

Alumnos y maestros de Fomento Musical participan en el Primer Coloquio de músicas e infancias

  • Directores musicales y alumnas de San Andrés Tuxtla, Veracruz, y Tingambato, Michoacán, intervinieron en la mesa: Música tradicional, canto y narrativa en las infancias
  • El contratenor Fernando Pichardo realizó un laboratorio de voz a distancia

 

Maestros y alumnos de las agrupaciones musicales comunitarias del Sistema Nacional de Fomento Musical (SNFM) participaron en el Primer Coloquio de músicas e infancias, organizado por la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, a través del programa nacional Alas y Raíces, y en el marco de la campaña “Contigo en la distancia”.

Durante la segunda jornada del coloquio, que se realiza de manera virtual y se transmite a través del sitio web de Alas y Raíces, integrantes de la comunidad educativa de Fomento Musical compartieron versos y cadencias propias del son jarocho, relatos de cómo niñas, niños y padres de familia de Tingambato, Michoacán, borraron a través de la práctica musical, prejuicios en torno a su identidad purépecha, además, niñas y niños de Baja California, Ciudad de México, Estado de México, Guanajuato y Guerrero participaron en un taller de voz a distancia.

“Música tradicional, canto y narrativa en las infancias” fue el título de la mesa de diálogo en la que intervinieron Juan Manuel Campechano Yan y Rocío Román, directores del Ensamble Comunitario de son jarocho de San Andrés Tuxtla y de la Banda Sinfónica Comunitaria K’eri Tinganio de Tingambato, Michoacán, respectivamente, junto a sus alumnas Génesis Mil Bernal y Samanta Tzitziky Altamirano Pérez.

Los músicos y sus discípulas detallaron actividades y acciones emprendidas en favor de la preservación de la música tradicional de sus comunidades y de sus símbolos identitarios, todo bajo el esquema del modelo de educación musical comunitaria del Sistema Nacional de Fomento Musical; hablaron de ritmos y cadencias como puntos de anclaje a los símbolos culturales de cada comunidad, así como de la tradición oral impresa intrínsecamente en las culturas de México.

A decir del director del Ensamble Comunitario de son jarocho de San Andrés Tuxtla, “la construcción de coplas y la vinculación intergeneracional (sector infantil y juvenil con el de adultos y adultos mayores “abuelos”) a través de encuentros –antes de la etapa de contingencia− y de videos en los que han participado niños, papás y abuelos han contribuido a la revaloración de la música tradicional como símbolo cultural de nuestra comunidad”.

Por su parte, Rocío Román expresó el camino hacia el reconocimiento y apropiación de la identidad purépecha en Tingambato, Michoacán, no ha sido sencillo, pues en este municipio la lengua materna prácticamente ya desapareció y la negación de sus pobladores como descendientes de una cultura originaria está a la orden del día.

“La música tradicional ha sido una herramienta de vinculación con nuestras tradiciones. Sones abajeños y pirekuas forman parte del universo simbólico de Tingambato, los cuales han sido revalorados dentro de la Banda Comunitaria K’eri Tinganio, a través de charlas y explicaciones”, subrayó Román.

Fernando Pichardo, durante hora y media de trabajo, mostró de manera práctica la importancia de la respiración en el canto, el movimiento corporal, la dicción y articulación de vocales y consonantes, el trabajo de creación de personajes mediante el uso de la emoción y la metodología para el montaje de un espectáculo escénico-vocal. Aquí participaron niños y niñas del Ensamble Escénico Vocal Cenzontle, de Tijuana; Coro comunitario en movimiento de Temascalcingo, Salamanca, Iguala y el de Faro de Oriente de Iztalapa.

A la fecha, el Sistema Nacional de Fomento Musical tiene adscritas a 104 agrupaciones musicales comunitarias dentro de la línea de acción Semilleros creativos del programa Cultura Comunitaria, de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México.

Las actividades del Primer Coloquio de Músicas e Infancias continuarán hasta el jueves 30 de julio y se pueden seguir en vivo en el canal de YouTube de Alas y Raíces, y en la página en la página web de Alas y Raíces, el acceso es libre. Los videos y sesiones serán alojados en la plataforma Contigo en la distancia, de la Secretaría de Cultura.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close