Cultura

Aszure Barton compartió parte de su innovador estilo coreográfico a jóvenes bailarines

Para Aszure Barton la fuente esencial para su trabajo es la relación con los artistas involucrados en el proceso coreográfico. Escucha su intuición y está abierta a mantener conversaciones físicas y verbales.

Como parte de la programación del festival Despertares Impulsa. Las industrias creativas en México, la creadora de obras para algunas de las compañías más prestigiosas del mundo impartió un workshop a 15 jóvenes bailarines a quienes compartió parte de su innovador estilo coreográfico.

Al inicio del taller, Barton comentó que su trabajo es colaborativo por lo que impartiría la clase junto con Jonathan Alsberry, Brett Perry y William Briscoe, con quienes lleva trabajando más de 17 años. Asimismo, describió como un placer el participar en el proyecto impulsado por el bailarín Isaac Hernández.

Indicó que en diferentes partes del mundo existen muchas de esas dinámicas y festivales donde artistas de diferentes países, regiones e idiomas se reúnen para crear y compartir en comunidad.

Manifestó que muchas personas que han influido en su vida artística y de trabajo, entre colaboradores, bailarines, diseñadores y compositores. “Por ello vine con mis compañeros, para que ustedes conozcan la experiencia completa de mi forma de trabajo”

Lamentándose de no hablar español, la fundadora y directora de su propia compañía, Aszure Barton & Artists (AB & A), indicó que ese detalle no sería inconveniente pues todos hablan el idioma de la danza: el movimiento.

En el taller Barton dejó que sus compañeros mostraran los ejercicios a realizar a los bailarines, al tiempo que ella compartía consejos respecto al ritmo, la velocidad, lo importante que es despejar la mente y el usar la mirada para bailar.

En el desarrollo del taller Aszure Barton pidió que los bailarines rotaran de lugar por el salón, les explicó que más que aprenderse una coreografía, el bailarín debe relajarse y sentir los latidos de su corazón, que son los que le ayudan a llevar y sostener un ritmo.

Manifestó que la danza es un intercambio de energía poderoso, en cuyo proceso coreográfico se busca que los involucrados disfruten compartiendo el espacio.

Jugando con el cuerpo, los cuatro expertos dieron consejos sobre cómo levantar el cuello y llevar el torso hacia atrás con gracia, a poner en una posición artística las manos, y a hacer uso de todo el espacio en un salón de ensayos.

Barton comentó a los bailarines que en sus obras coreográficas es importante sostener la mirada y no presentarla perdida como en muchas de las ocasiones muestran los ejecutantes. “No está mal, pero en este caso se trata de hacer comunidad y comunicarnos”.

En la actividad realizada en el Salón 8 de la Escuela Nacional de Danza Clásica participaron bailarines avanzados con experiencia en ballet y danza contemporánea, quienes no dejaron de prestar atención y atendieron las indicaciones que se les hacía a su técnica.

Aszure Barton es una joven y prestigiosa coreógrafa originaria de Alberta, Canadá. Ha colaborado con grandes artistas y compañías en todo el mundo, como el English National Ballet, American Ballet Theatre, Nederlands Dans Theater, National Ballet of Canada, Sydney Dance Company, Houston Ballet, entre varias otras.

Sus creaciones coreográficas se han presentado en el Palais Garnier (Paris), Mariinsky Theater (Rusia), Lincoln Center (NY), Sadler’s Wells (Londres). Fue nombrada embajadora de la danza contemporánea canadiense en 2009 y fue galardonada con el premio National Arts & Letters Award, entregado por el ministerio de Cultura de Canadá.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close