Espectáculos

Colectivo Pies Hinchados combina títeres, máscaras e inclusión

  • El grupo teatral, fundado en 2016 y radicado en Guadalajara, aborda temas como el miedo, la violencia y las discapacidades

Fundado en 2016, Pies Hinchados surgió por iniciativa de Gabriela Pescador, su directora, y Luis Córdoba, actor y productor, quienes crearon una compañía enfocada en acercar el teatro al público infantil y juvenil y en visibilizar diversas realidades a través de sus obras.

La agrupación tomó su nombre de la tragedia griega Edipo rey, pues el nombre del protagonista significa pies hinchados; además, aduce Luis, es una obra significativa en la formación de todo actor.

Asimismo, explica que el colectivo —conformado por diversos actores, titiriteros y especialistas en música, vestuario y escenografía— se caracteriza por utilizar tres elementos esenciales en las presentaciones: máscaras, muñecos y técnica de clown.

Se han propuesto fomentar el amor de la audiencia juvenil por la dramaturgia, generar una experiencia teatral positiva y abordar problemas sociales desde su lenguaje: “Queremos formarlos desde que son niños porque si se les da el cariño por el teatro, posteriormente serán un público habitual” señala en entrevista.

“Además, queremos hacer visibles temas complejos como la violencia y la discapacidad, pues crear conciencia en ellos ahora es más fácil que hacerlos cambiar de opinión cuando sean adultos”, dice Córdova.

Empezaron con una obra de Luis, ¡Qué difícil ser un monstruo! Manual para pequeños miedosos, la cual incluye danza y títeres: “Queríamos hablar sobre esto para que los niños supieran que tener miedo es normal, es parte de la vida y un sistema de defensa”.

Posteriormente, se centraron en realizar obras para abordar las discapacidades e involucrar a quienes tuviesen una, para retratar que “el teatro es una herramienta muy poderosa: nos ayuda a comunicarnos sobre cualquier tema, a visibilizar esta realidad para que entre todos reduzcamos los obstáculos que tienen las personas con discapacidad”.

 Para ello, el grupo incluyó a dos actores sordos, Eduardo Sandoval y Manuel Cortés, quienes participan en obras como No oigo nada, soy de palo, tengo orejas de pescado, la cual, “además de crear conciencia acerca de la contaminación, habla sobre la inclusión de la gente con discapacidad auditiva”.

Asimismo, actúan en La luz que causó una bala, donde un grupo de adolescentes, entre ellos un sordo, migran en busca de nuevas oportunidades y encuentran violencia en el trayecto.

Igualmente, en Rompamos la burbuja, se abordan discapacidades y condiciones, como sordera, autismo, enanismo, síndrome de Down y ceguera, con el fin de que los infantes vayan visibilizando a las personas que son diferentes, pues procuramos ayudar a que ya no existan tantos obstáculos para ellas, expone el entrevistado.

Para estas tres últimas obras, cabe destacar, los actores aprendieron diálogos enteros en lengua de señas e implementaron una técnica especial consistente en realizar figuras geométricas con brazos y manos; también utilizaron la calistenia, método de entrenamiento físico que requiere el peso del cuerpo para realizar distintas acrobacias.

Pies Hinchados ha ganado las Muestras Estatal de Teatro de Jalisco y la Regional de Teatro Centro Occidente de San Luis Potosí. Entre los espacios donde se ha presentado figuran la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara, el Festival Cultural Sucede y diversos sitios de Chihuahua, Durango, Michoacán y San Luis Potosí.

Para conocer más sobre su trabajo, visita https://www.pieshinchadosteatro.com/conocenos y sus redes sociales: Facebook y YouTube, Colectivo Pies Hinchados.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close