Internacional

Critican órdenes de Biden contra violencia armada en EEUU

Washington.- El gobernador del estado norteamericano de Texas, el republicano Greg Abbott, criticó las recientes órdenes ejecutivas destinadas a enfrentar la violencia con armas de fuego en su país.

Para Abbot, quien expuso sus criterios en un programa del canal Fox News, las medidas del presidente de la nación, el demócrata Joe Biden, abordan el problema como un espectáculo.

No hay forma aceptable de que un presidente por orden ejecutiva pueda infringir o alterar los derechos (de portar armas) de la segunda enmienda de la Constitución estadounidense, manifestó el gobernador.

Recalcó además que sus compatriotas no deben tener limitaciones para utilizar dichos artefactos en esta nación, donde son frecuentes los tiroteos con letales consecuencias.

Hace tres días, Biden emitió las referidas órdenes y consideró que el problema constituye una epidemia y también es una vergüenza.

En una alocución en la Casa Blanca frente a legisladores estadounidenses, el mandatario explicó que las acciones ejecutivas incluyen esfuerzos para restringir las conocidas como armas fantasmas, aquellas de fabricación casera imposibles de rastrear pues carecen de números de serie.

Por otra parte, insistió en que las medidas no afectan el derecho constitucional de portar armas.

La cadena de televisión CNN expuso que estas disposiciones son de alcance limitado y el gobernante debe seguir presionando al Congreso para dar pasos más fuertes sobre el asunto.

Biden reconoció además la lucha persistente frente a la violencia armada pues parece, agregó, que ‘siempre tenemos un largo camino por recorrer’.

Los legisladores deben romper ese patrón y aprobar nuevas leyes federales, ‘basta de oraciones, es tiempo para algo de acción’, recalcó.

El mismo jueves, un tiroteo en la localidad de Bryan, Texas, causó la muerte de una persona y dejó heridas a otras cinco, informó el jefe del Departamento local de Policía, Eric Buske.

Tal hecho se sumó a otros similares en Colorado, Georgia, California y Carolina del Sur, donde perecieron más de 20 personas, incluidos tres niños.

Según estadísticas oficiales, durante 2020 crecieron en un 25 por ciento los asesinatos con armas de fuego en Estados Unidos, lo cual significa que el país superó los 20 mil en un año por primera vez desde 1995.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close