Cultura

El Cenart termina la restauración de sus instalaciones, tras efectos del terremoto del 19 de septiembre de 2017

El terremoto de 7.1 grados en la escala de Richter que se registró el 19 de septiembre del año pasado afectó algunas instalaciones del Centro Nacional de las Artes (Cenart), por lo que a partir de esa fecha y durante 2018, se realizaron diversas obras para reparar y mejorar sus recintos.

Tras el movimiento telúrico, el Cenart realizó un diagnóstico de sus edificaciones a través del personal de las áreas competentes del Centro y de diferentes despachos de arquitectura y estructuristas que enviaron a especialistas en seguridad estructural y responsables de obra, quienes mediante numerosos recorridos e inspecciones exhaustivas de todos los espacios, descartaron daños estructurales en los inmuebles del Cenart y determinaron que los deterioros únicamente eran de tipo ornamental y de recubrimientos, por lo que se iniciaron los trabajos de rehabilitación de manera inmediata.

Biblioteca de las Artes

La Biblioteca de las Artes, única en su género en el país, se localiza en el edificio central y resguarda casi 800 mil volúmenes.

La zona con mayor impacto fue la nave donde se localiza su acervo, cubierta por 93 pérgolas que en conjunto cubren una superficie de 558 m². En los daños se contabilizaron algunas pérgolas desprendidas y una caída sobre una estantería; fracturas en los faldones laterales y grietas en los muros y plafones de la Galería Juan Soriano, así como en las salas de lectura, los fondos especiales y las oficinas.

Para iniciar con la restauración se reubicó temporalmente el acervo y se procedió a la demolición (que generó 720 m³ de escombro), y a la reconstrucción de las pérgolas, plafones y faldones laterales de la zona que alberga el acervo y la fonoteca/videoteca.

Es importante destacar la labor de coordinación que existió entre el personal de biblioteca y los trabajadores de la obra para el movimiento y traslado del acervo y los fondos especiales, así como en la limpieza de las diferentes colecciones.

Edificio Central

La restauración de esta infraestructura consistió en el resane de grietas y fisuras, retiro de aplanados sueltos, colocación de materiales flexibles de poliuretano y polietileno en las juntas frías que existen entre los muros y en elementos estructurales. También se resanaron y pintaron la fachada y el interior del edificio, los pasillos, cubos de escaleras y plafones del acceso principal.

Torre de Dirección e Investigación

Este inmueble, que consta de dos cuerpos, uno triangular y otro circular, con 14 niveles y 52 metros de altura, sufrió daños en la junta constructiva entre ambos edificios, así como fisuras y grietas en los acabados de muros; desprendimiento de plafones en algunos niveles en el área de la junta constructiva, deterioro en los sellos de los marcos de las ventanas, la rotura de las conexiones en los cinco tinacos que almacenan agua potable en la azotea de la construcción triangular y en el exterior grietas en las juntas frías de los muros con la estructura, así como el desprendimientos de algunos segmentos del aplanado.

Una de las acciones más importantes que se realizaron en esta torre fue la modificación de la junta constructiva entre las dos edificaciones a fin de ampliar la separación entre ellos de 40 a 50 centímetros, además del rediseño de dicha junta con materiales modernos que permitirán un mejor comportamiento de ésta durante un sismo. En esta misma área se cambiaron los muros interiores y exteriores de panel “W” por Durock.

Asimismo se repararon las grietas que surgieron entre los muros no estructurales y los elementos estructurales y se colocaron materiales flexibles de poliuretano y polietileno; se resanaron las fisuras en muros y plafones de oficinas, cubículos, salones y pasillos, se reconstruyó totalmente el plafón del área secretarial del piso 11, reemplazando el metal desplegado con mezcla por tablarroca para hacerlo más ligero; se sellaron los marcos metálicos de las ventanas con los muros de todos los cubículos y oficinas y se pintaron todos los plafones, muros interiores y exteriores de los dos edificios, así como las ventanas de la torre circular.

Teatro de las Artes

Los trabajos de reparación en este foro consistieron en la sustitución de la puerta de cristal, el ajuste de la solera que sostiene el acceso al teatro y el retiro y colocación de las placas sueltas, mientras que en el exterior de la construcción se retiraron todas las placas de mármol, se colocó una entrecalle elaborada con ángulo para modular la fachada y evitar que las placas se muevan en conjunto; también se pulieron todas las placas antes de su reinstalación.

Escuela Superior de Música

Registró daños en algunos muros, desprendimiento de lámparas en los pasillos y salones, roturas en los cristales de los canceles de la fachada principal y en la parte posterior del Salón de Usos Múltiples. Todos estos desperfectos ya fueron reparados en su totalidad.

Auditorio Blas Galindo

En este edificio se sustituyeron las anclas de los apoyos que se desprendieron, utilizando nuevos pernos con anclaje químico, y se cambiaron las barras de los dos plafones acústicos.

Escuela Nacional de Pintura Escultura y Grabado “La Esmeralda”

Se repararon las fisuras y grietas de todos los muros exteriores e interiores y plafones y se reemplazaron las piedras desprendidas de los muros. Durante estas reparaciones se realizó la impermeabilización de los talleres de grabado y restauración en general. Se pintó la fachada e interior de la escuela, así como pasillos, los talleres de pintura, grabado, serigrafía, galería alternativa, escaleras de los salones teóricos y se remodelaron los sanitarios.

Escuela Nacional de Danza Clásica y Contemporánea

En este inmueble se cambiaron los cristales y espejos rotos y se alinearon y nivelaron los plafones. Se sustituyeron las bases de las guías de los tiros contrapesados del teatro, se alinearon los rieles y se revisaron y ajustaron los anclajes.

Escuela Nacional de Arte Teatral

Se cambiaron los cristales y espejos rotos, se repararon las juntas constructivas del muro y rampas con materiales especiales que les devuelven sus propiedades mecánicas y elásticas a los elementos; se reconstruyó el aplanado para sustituir por placas de mármol, se demolió y cambió el plafón de tablaroca del vestíbulo del teatro, se rehabilitó la escalera principal de la escuela, se reparó el piso de la plaza en la parte posterior del Foro Antonio López Mancera y se ajustaron las puertas y ventanas de las aulas.

Con los trabajos anteriormente detallados se realizó la restauración total de los diferentes espacios que fueron afectados por el terremoto en el Centro Nacional de las Artes.

A pesar de un arduo e intenso trabajo que requirió dicha rehabilitación, el Cenart continuó con el desarrollo de su programa sustantivo de actividades artísticas y académicas.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close