Espectáculos

La Orquesta Escuela Carlos Chávez muestra su ímpetu musical con 12 videos en Contigo en la distancia

  • Además de la realización de este material audiovisual, sus integrantes continúan su formación artística a través de clases y exámenes virtuales

La sana distancia no ha evitado que la Orquesta Escuela Carlos Chávez (OECCh) deje de sonar en estos momentos, porque algo que tienen claro los más de 100 jóvenes que integran esta agrupación artística del Sistema Nacional de Fomento Musical (SNFM) es que la música no debe detenerse. Por eso, durante abril y mayo se han enfocado no solo en sus clases y exámenes virtuales, también en la realización de 12 videos musicales ya alojados en el portal Contigo en la distancia.

Al no poder realizar presentaciones y conciertos en salas y recintos públicos durante esta etapa de contingencia sanitaria, los miembros de La Chávez –como coloquialmente la llaman− y sus maestros se propusieron no detener su sonido, por lo que además de sus actividades académicas, han grabado videos que son post producidos por ellos mismos en el formato Split screen (pantalla dividida), además de una serie a la que han llamado “Cápsulas musicales” en donde antes de interpretar una obra, explican sus características.

Los Ensambles de Percusiones, Arpas, Pianos y Violonchelos, además de la sección de Violas, cuentan con materiales audiovisuales alojados en el portal Contigo en la distancia (contigoenladistancia.cultura.gob.mx) y en días próximos el Ensamble de Maderas lanzará la grabación de su interpretación al Adagio de la Gran Partita, de Mozart, para compartir con el público el amplio espectro sonoro de estas familias de instrumentos que forman parte de una orquesta sinfónica. El Ensamble de Metales también se encuentra en vísperas de lanzar su video.

Área de oportunidad para la creación y desarrollo de habilidades

Para Thomas Bailey Jones, director del Ensamble de Maderas de la OECCh y maestro de Música de Cámara de la Licenciatura Instrumentista (programa académico que sustenta la formación artístico-académica de la orquesta), sus alumnos se han involucrado mucho más en cada proceso de aprendizaje académico y artístico.

“Ahora estamos en permanente comunicación a través de plataformas como Zoom y aplicaciones como WhatsApp. Esta nueva forma de trabajar los ha enfocado más y los resultados se escuchan, su sonido ha mejorado”, expresa el también clarinetista principal de la Orquesta Sinfónica del Estado de México.

Roberto Zerquera Castillo, director del Ensamble de Percusiones de la OECCh, dice estar muy contento con el desempeño académico y creativo que actualmente tienen sus alumnos. “Siempre he reconocido el talento y rendimiento artístico de la sección de percusiones, pero en esta etapa en la que no podemos estar reunidos de manera personal, ellos han resuelto los retos propuestos en esta fase ante la falta de instrumentos y una muestra es el video donde exhiben cómo se puede hacer música con cubetas, cucharas y demás utensilios de cocina”.

Y continúa: “Sus avances musicales en lo individual y en el trabajo colectivo son significativos, han interiorizado lo importante que es mostrar su trabajo y desarrollo musical más allá de la orquesta y de los conciertos presenciales; de presentarse ante sus colegas y ante el público a través de las diversas plataformas digitales”.

Por su parte, el director del Ensamble de Arpas, Baltazar Juárez señala que, en esta etapa de confinamiento social, los jóvenes de La Chávez han elevado sus niveles de ejecución y presentaron buenos exámenes. “No sé si al tener que cuidar la grabación del sonido de su instrumento en un video, han depurado sus ejecuciones”.

Una lucha personal que les permite interiorizar cada proceso de la música

Sobre el estado emocional que viven hoy día los miembros de La Chávez, los maestros coinciden en que hay momentos en que denotan la ansiedad por regresar a la cotidianidad pasada. Las charlas virtuales o el periodo reacción a tareas revela cómo se encuentran, pero que sin duda el trabajo diario y la asignación de tareas han coadyuvado para llevar de mejor manera esta situación.

Para Alejandro Fabián Guzmán Montejo, percusionista originario de Oaxaca, y quien ahora se encarga del proceso de edición y postproducción de los videos del ensamble de su especialidad, “hacer música en esta modalidad a distancia es maravilloso para nosotros en estos momentos en el que el confinamiento se convierte en una lucha personal contra uno mismo. Quizá no podemos contar con todo el set de percusiones pero con la comunicación entre nosotros y el director del ensamble resolvemos esos obstáculos, con creatividad y el apoyo de Fomento Musical que nos facilitó el préstamo de algunos de ellos”.

La arpista Alejandra de Ita López asume este periodo de contingencia como una oportunidad para organizar su tiempo de forma efectiva. “He tomado consciencia de aspectos que antes no me ocupaban como los cuidados del sonido en una grabación y también descubrí que  el video puede ser una herramienta para autoevaluarme y corregir mi técnica”.

Sobre los nuevos caminos a explorar en esta etapa, la percusionista Katheryne Yarely Cruz Martínez expresó que se han sensibilizado en la forma en que quieren mostrar su trabajo. “Esta nueva modalidad de exposición nos reveló que más allá de lo importante que es continuar con nuestro proceso formativo, es primordial explorar nuevos repertorios que nos permitan avanzar artísticamente y también acercarnos al público de una manera directa”.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close