Generales

Las prestaciones no aumentan costos operativos ante la desaparición del outsourcing

Ante una posible desaparición del outsourcing, entre las preocupaciones del sector empresarial está el aumento en el costo de la nómina por los paquetes de prestaciones. Sin embargo, cuando se cuenta con servicios de subcontratación, los incentivos y prestaciones que reciben los colaboradores están consideradas en la cuota mensual que este tipo de empresas cobra por su trabajo, por lo que no implicará un gasto adicional para los empleadores.

El tema de las prestaciones no es menor, pues proporcionan al talento una remuneración adicional a su sueldo mensual. De acuerdo con un estudio de la Asociación de Internet, 77% de las personas que buscan trabajo, consideran que los beneficios e incentivos adicionales al sueldo, son un factor importante para aceptar el puesto de trabajo.

“Los monederos electrónicos, vacaciones, fondo de ahorro, seguros de vida o aguinaldo son algunos de los beneficios que los colaboradores valoran. Muchas de estas prestaciones, incluso, aportan beneficios fiscales que, bajo un manejo ético, compensan los costos asociados a la nómina, lo que amortiguaría el impacto de contratar de manera directa a la plantilla”, menciona Luis Eduardo González, gerente legal de Sodexo Beneficios e Incentivos México.

En este sentido, las organizaciones que contratarán de manera directa a los colaboradores tendrán un abanico de posibilidades para absorber las prestaciones sin miedo a que sus costos operativos aumenten, siempre y cuando logren crear paquetes acorde a las necesidades que los empleados solicitan. El Termómetro Laboral OCC Mundial 2020 reflejó que 59% de los mexicanos que tienen trabajo buscan otra oportunidad con beneficios que mejoren su bienestar y Calidad de Vida.

“Las empresas que cuentan con beneficios e incentivos elevan el poder adquisitivo de sus colaboradores, además de que pueden deducir impuestos, reducen la rotación del personal, ahorran en costos de reclutamiento, incrementan el sentido de pertenencia y la productividad”, añade Luis Eduardo González.

El sector privado debe comenzar a generar estrategias y competencias únicas que contribuyan al bienestar de las personas, además, de permitir que sus operaciones sean más eficientes.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close