Salud

Mujeres poblanas que han sido diagnosticadas con cáncer de mama, pueden lograr el sueño de ser madres

  • Alrededor del 13% de las pacientes con Cáncer de mama, se encuentran en edad reproductiva al momento del diagnóstico.
  • La preservación de la fertilidad en pacientes oncológicas es posible gracias a la criopreservación, antes de que se sometan a un tratamiento de quimioterapia, radioterapia o cirugía, debido a que estos tratamientos afectan la función ovárica.

El cáncer de mama representa el padecimiento de mayor incidencia en el estado de Puebla entre la población de mujeres que se encuentran entre los 20 y 40 años de edad, por lo cual el deseo de ser madres se podría ver comprometido, dado que los tratamientos para combatir la lucha contra el cáncer pueden dañar significativamente la fertilidad.

El cáncer de mama ocupa en nuestro país el primer lugar en tumores malignos que afectan a las mujeres, lo que representa un 11.34% de todos los tipos de cáncer que impactan a la población. En Puebla, por lo menos el 20.7% de las mujeres enfrentan esta enfermedad, diagnosticándose en la entidad más de 850 casos al año.

“Uno de los daños colaterales más importantes del cáncer, principalmente el de mama, es el impacto que tienen los tratamientos como la quimioterapia y radioterapia, afectando los niveles hormonales, produciendo menopausia precoz y dañando algunos órganos sexuales, provocando que dejen de funcionar correctamente. Con los nuevos avances tecnológicos, científicos y farmacéuticos se ha logrado un mayor número de sobrevivientes a este padecimiento, pero desafortunadamente no se ha podido evitar la afectación a la fertilidad de las sobrevivientes causada por dichas terapias.”, expuso el Dr. Octavio Herrera Osorio, Especialista en Biología de la Reproducción de la clínica de fertilidad UNILIVE en el marco del Día Internacional de lucha contra el Cáncer de Mama que se conmemora el próximo 19 de octubre.

El especialista indicó que aunado al dolor inherente que acompaña al cáncer, muchas mujeres experimentan frustración al ver limitado el deseo de formar una familia tras su diagnóstico; sin embargo, mencionó que a pesar de las secuelas que puede dejar el enfrentar esta enfermedad, la criopreservación o congelación de óvulos o tejido ovárico, representa una oportunidad para conservar las células que pueden utilizarse posteriormente permitiendo a las mujeres convertirse en madres.

Según estadísticas de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO por sus sigas en inglés), si el cáncer de mama es detectado en su fase inicial y tratado adecuadamente, la tasa de supervivencia es de más del 80%.

En las últimas décadas, se ha visto un notable incremento en la supervivencia de mujeres con tumores de seno, debido a la promoción de la detección oportuna, la autoexploración y el tratamiento adecuado. Ocho de cada diez mujeres logran superar la enfermedad, con lo que aumentan las posibilidades de que, una vez que están libres de ella, continúen con sus planes de vida y alcancen sus sueños.

En este sentido, la Dra. Gabriela García Jiménez, Especialista en Endocrinología Ginecológica y Biología de la Reproducción Humana de la clínica UNILIVE, destacó la importancia de que las mujeres en edad reproductiva, que desean ser madres en un futuro, tengan la opción de preservar su fertilidad a través de métodos de reproducción asistida de alta tecnología que brinden seguridad y confianza, tales como criopreservación de embriones, criopreservación de ovocitos y criopreservación de la corteza ovárica.

“La criopreservación de óvulos es uno de los métodos más comunes, es un procedimiento sencillo a través del cual los óvulos son extraídos, luego de un refuerzo hormonal y congelados a muy bajas temperaturas (de -196 ºC) para ser reservados en laboratorios de alta especialidad hasta ser utilizados en el momento en que las mujeres así lo decidan, sobre todo, tras finalizar su tratamiento contra el cáncer”, mencionó la especialista.

Así, ante un contexto en que el cáncer de mama representa cada vez mayor incidencia en mujeres jóvenes, la clínica UNILIVE con sede en Puebla, busca ofrecer tratamientos seguros que permitan a las supervivientes cumplir sus deseos de maternidad, ya que hoy se tiene la certeza en que la gestación tras la enfermedad, no empeora el pronóstico ni aumenta el riesgo de recaída, por lo que es segura para aquellas mujeres que la deseen.

Finalmente, Dr. Herrera Osorio puntualizó en que el tiempo recomendado para el embarazo después del tratamiento contra el cáncer de mama dependerá del tipo de tumor y el diagnóstico que dicte el especialista en oncología; sin embargo, se recomienda que sea de 2 a 3 años después de haber superado la enfermedad.

En el marco del Día Internacional de lucha contra el Cáncer de Mama se busca generar conciencia sobre la importancia del conocimiento de los síntomas, la detección oportuna en todas las mujeres a partir de los 20 años de edad a través de la autoexploración y la visita continua con un especialista que permitan detectar algún indicio a tiempo y con ello, mejorar la calidad de vida y aumentar la posibilidad de supervivencia.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close