Cultura

Necesaria una mayor difusión del trabajo literario de los autores en lenguas originarias: Martín Tonalméyotl

Martín Tonalméyotl, campesino, profesor y poeta de lengua náhuatl, narrador y traductor planteó como necesario una mayor difusión del trabajo literario de los autores en lenguas originarias, porque pocos son los que realizan esa actividad.

Para contribuir en el trabajo de promoción y apoyo desde hace años, dirige círculos de poesía en lo que se han formado cerca de 30 escritores en más de 20 lenguas.

“Creo que es necesaria la visualización de los demás, porque hay poetas muy bueno, malos y medio malos. Hay de todo. Y en las lenguas originarias, también. Hay poetas maravillosos que con tres o cuatro palabras hacen todo un mundo”.

En el marco del programa Las primeras raíces, autores de Tierra Adentro conversó, junto a Nadia López García, sobre la escritura en lenguas originarias. La actividad fue organizada por la Coordinación de Literatura del Instituto Nacional de Bellas Artes; la mesa fue moderada por el maestro en Literatura Mexicana, Jorge Mendoza.

“Lo que escribo es muy sencillo en comparación de Nadia que se ganó una beca literaria que la formó. Además, desde antes, ella ya escribía. Yo escribo de mis realidades”.

El marco de sus vivencias, muchas violentas, se expresa en los poemas: “Tierra de perros”, “Carnicero”, “Pozole” y “Chilapeños”, entre otros. Todos con relatos de agresiones que compartió con el público.

“Es lo que vivo, lo que vivimos”, pues “yo creo que es necesario decir, de repente, lo que se ve y lo que vivimos, porque si no lo decimos nosotros, nadie lo va hacer”.

El licenciado en Literatura Hispanoamericana por la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG), y maestro en Lingüística Indoamericana por el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS), resaltó que mantener la oralidad en su pueblo es una resistencia contra todo lo hay de afuera.

Por ello todas las actividades comunales se realizan en náhuatl cuya forma de expresión está llena de oralidad poética.

Nadia López García realizó la lectura de algunos de los poemas incluidos en su libro Ñu´ú Vixo. Tierra mojada, obra que la hizo acreedora al premio a la Creación Literaria en Lenguas Originarias Cenzontle 2017.

La responsable de la columna de creación literaria Alas y Flores de la Revista Cultural Mexbcn de Barcelona, España y Becaria de la Fundación para las Letras Mexicanas en el área de poesía 2015-2017, dijo que el poemario explorar el papel de la mujer desde varios ámbitos y momentos.

Algunos de eso temas son la migración, la migración y el erotismo, “porque en la mixteca el papel de la mujer no es muy visible. Es el caso de la toma de decisiones en las asambleas. Casi no ocupan cargos comunitarios, y olvídense que ellas hablen de su sexualidad”.

La lectura de los poemas de Natalia Toledo e Irma Pineda la ayudaron a comprender la realidad de las mujeres de su comunidad que ocultan, por tradición y cultural o temor, sus deseos más profundos.

“Mi mamá fue una de las mujeres a quien se le dijo con quién casarse” y “como primogénita no fue creada en su casa. Mi abuela la regaló, prestó con su hermana que no se casó”.

Al ver esa condición de la mujer “como escritora, o las personas que intentan hacer poesía, ensayo y demás, tenemos una gran responsabilidad”.

Su tarea es visibilizar esa historias, visibilizar la historia de Jacinta a quien le mataron a su hijo, o de una amiga, que fue secuestrada y asesinada.

“En estos momentos de tanta violencia lo que tengo es la palabra”. Para las mujeres lo que escribe “es como un rezo, una petición para que las mujeres nunca se acaben. La violencia que vivimos en la país es muchísima, pero creo que hacia las mujeres se ha acrecentado más”.

Ese llamado al respeto a la vida de las mujeres se expresa en Savi. Para externar el erotismo, “el erotismo que yo escribo es muy tierno”, y que son de “las primeras cosas personales” que se atreve a externar escribió Tierra.

Pero las dudas sobre la validez de su labor literaria, de cuestionarse si es válido seguir escribiendo para los lectores reales de su lengua, se explayan en Semilla, porque pese a todo “escribir es sembrar una semilla”.

Nadia López señaló que la lengua no sólo es un sistema lingüístico fonético de símbolos. También es toda, una forma de concebir el mundo y como entrar tú ahí”.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close