Salud

Paciente salva la vida y su seno con cirugía oncoplástica en el IMSS

  • Araceli sintió una bolita en su seno, acudió a revisión y especialistas del Instituto le indicaron la necesidad de una cirugía conservadora.
  • Este tipo de procedimientos se realizan en hospitales de segundo y tercer nivel de atención bajo estrictos protocolos para evitar contagios de COVID-19.

Gracias a la detección oportuna y atención temprana del cáncer de mama, la señora Araceli, derechohabiente del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), logró salvar la vida y su seno mediante una cirugía oncoplástica.

Relató que en octubre de 2015, con 46 años de edad, al momento de realizar la autoexploración sintió una bolita en la mama izquierda, “inmediatamente fui a hacerme la mastografía y salió algo sospechoso, me hicieron una biopsia y resultó que tenía un tumor maligno”.

Dijo que cuando le informaron sintió mucho temor, “pero en el Seguro Social me atendió un maravilloso médico que me explicó los tratamientos, que estaba muy a tiempo para salir adelante y que no forzosamente iba a morir”.

Araceli fue referida al Hospital de Ginecopediatría (HGP) No. 3A, en la zona norte de la Ciudad de México, y el 22 de diciembre, día de su cumpleaños, le realizaron una cirugía conservadora de tipo oncoplástica, procedimiento que le permitió conservar su seno al retirar el tumor y una porción del área afectada.

Tras la cirugía, requirió de ocho sesiones de quimioterapia, 25 radioterapias y durante cinco años ha tomado tamoxifeno.

“Precisamente este mes estoy cumpliendo cinco años de seguimiento y estoy a punto de que me den de alta. En este momento me encuentro libre de la enfermedad, no se puede considerar uno curado, porque el cáncer no tiene palabra de honor”, resaltó.

Araceli es madre de dos hijos, tiene un nieto, se mantiene activa y trabaja en una empresa de elevadores; continúa con su seguimiento en el Centro Médico Nacional La Raza y en el HGP No. 3A, así como una consulta anual en la que le realizan mastografía, radiografía de tórax, estudios del hígado, vías biliareas y huesos, con la finalidad de identificar alguna recurrencia.

El doctor Gunther Schmilinsky Scandela, coordinador de Programas Médicos en el Área de Atención Ginecológica del IMSS, destacó que los especialistas que realizan cirugía oncoplástica están habituados a procedimientos largos, laboriosos y que requieren de mucha meticulosidad para obtener buenos resultados.

Destacó que la cirugía oncoplástica se realiza en hospitales de segundo nivel y Unidades Médicas de Alta Especialidad (UMAE) y es común que además del tratamiento de la mama afectada, también se intervenga la axila e incluso la mama contralateral para lograr simetría entre ambos senos, siempre bajo estrictos protocolos para evitar contagios de COVID-19.

Afirmó que entre los médicos mexicanos se ha ido multiplicando el interés en este tipo de procedimientos, cada vez más generaciones de especialistas en Oncología son capacitadas en estas técnicas para ofrecerlas a las derechohabientes.

“Los resultados suelen ser satisfactorios, las pacientes después de pasar por todo el tratamiento obtiene la recompensa, que es una calidad de vida mejor”, enfatizó el doctor Schmilinsky Scandela.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close