Salud

Personal de Enfermería del IMSS Puebla son viva voz de atención a pacientes

  • Escuchar las voces del personal de Enfermería permite valorar su trabajo diario en beneficio de la sociedad
  • La alegría y satisfacción de las y los enfermeros es lograr una sonrisa de agradecimiento en los pacientes

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Puebla reconoce la valentía y entrega de todo el personal de Enfermería que labora para esta institución. Como integrantes de la Familia IMSS son considerados la viva voz de la atención a la población, por su labor tan importante de cuidar, acompañar, asesorar y salvar vidas humanas.

Enfermeras y enfermeros que han laborado en el área de atención a pacientes COVID-19 del Hospital General de Zona (HGZ) No. 20 “La Margarita” comparten sus experiencias.

Ana Gabriela Villalba Zepeda, enfermera que lleva dos años laborando para el Seguro Social, dentro del área COVID-19; coincide con la sociedad que al principio de la pandemia hubo incertidumbre y miedo, para ella con el paso del tiempo se comenzó a familiarizar con el virus y a tomar todas las medidas necesarias de seguridad e higiene para cuidarse y cuidar a los suyos; “todos somos unos guerreros: hemos hecho muy buen trabajo”, enfatizó.

Otra integrante enfermera es: Silvia Villegas Alonso, subjefe de enfermeras del nosocomio, cuenta con 33 años de servicio en el Instituto, mencionó que se siente feliz de ser enfermera, comentó que desde los 15 años despertó su vocación por esta profesión, agradecida por el apoyo que siempre recibió de sus padres. Comparte que fue paciente de terapia intensiva, esta experiencia le ayudó a entender la importancia del binomio enfermera-paciente, la hizo una mujer más humana y aprendió a escuchar mejor a los pacientes para brindarles una mejor atención, “los enfermeros estamos para salvar vidas, es nuestra prioridad”, explicó.

Por otro lado, Paola Edith López Juárez compartió que desde los 20 años decidió estudiar la carrera de Enfermería ya que cumplía con las dos características que a ella le agradan: cuidar de otros y el apoyo en la educación del trato a los demás. “Respecto a la atención en la pandemia, al principio fue difícil y con cierta incertidumbre, por lo desconocido; ser un puente entre el paciente y su familia, a través de videollamadas canalizadas, por ello se logró la comunicación.

La enfermera Patricia Domínguez Cortés comentó que al inicio de la pandemia lanzaron una convocatoria para personal voluntario en atención a pacientes con COVID-19, siendo ella una de esas personas que aceptó sin dudarlo, ya que opinó que una de las características de una enfermera es el sentido de vocación y el amor a la profesión. Un año y medio fue el tiempo que se separó de su hijo por protección, situación triste y compleja pero necesaria para evitar riesgos.

Por último, Francisco Javier Romero Reyes, quien explicó que como enfermero lleva siete años laborando en el IMSS, se ofreció a participar como voluntario en atención a pacientes con SARS-CoV-2, ya que para él la Enfermería es una gran profesión que busca disminuir y aliviar el sufrimiento del prójimo y garantizar su plena salud.

El IMSS valora y agradece a cada uno de los integrantes del personal de Enfermería que entregan con gran profesionalismo y dedicación sus vidas para salvar la de los demás.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close