Espectáculos

Violonchelista Iñaki Etxepare cautivó al Cenart con melodías de Samuel Máynez

El violonchelista español Iñaki Etxepare se presentó en el Auditorio Blas Galindo del Centro Nacional de las Artes (Cenart), con el concierto Suites para violonchelo, reafirmando su prestigio internacional que lo sitúa entre los mejores músicos que cautivan al público con su instrumento.

Iñaki interpretó las suites compuestas por el compositor mexicano Samuel Máynez Vidal, melodías que a través de las suaves resonancia del chelo, rico en matices armónicos y melódicos, fueron un regazo de alegría y confort espiritual, en medio de una tarde fresca y lluviosa.

Desde los primeros acordes, el maestro deslizó el arco sobre las cuerdas que emitían voces mientras su mano izquierda sujetaba el mango con sutiliza.

El silencio fue absoluto. En el ambiente sólo había espacio para esos bellos sonidos capturados por los oídos, armonías que penetraban el cuerpo con cerrar los ojos.

La presentación de Iñaki Etxepare fue en agradecimiento, dijo, porque el Auditorio Blas Galindo del Cenart recibió, hace algunos meses, a un grupo de niños oaxaqueños residentes de la colonia Vicente Guerrero, próxima al basurero de la ciudad de Oaxaca, que integran   una orquesta que acompañó al coro de la fundación de Air France.

El proyecto surgió hace poco más de cinco año con Isabel, piloto de la aerolínea de Air France, quien en una visita a la congregación de su tía la monja Nicole, llevó a conocer el proyecto humanitario, social, comunitario, musical y educativo del padre José para los menores, a quienes entregó instrumentos musicales para crear una banda de música.

Isabel, a su regresó a París, “recaudó instrumentos que han llegado con pilotos y azafatas hasta Oaxaca. Ya tenemos una bodega de más de 300 instrumentos, con 25 violonchelos, a disposición de los niños oaxaqueños”.

El concierto se sustentó en las dos primeras, de las seis suites creadas por el maestro músico violonchelista y compositor Manuel Máynez de corte clásico barroco.

“Son seis suites barrocas para violonchelo sólo de reciente creación, pero con un estilo muy a lo bacheano. Se pueden encontrar preludios en cada una de ellas, diferentes danzas como allemandes, courantes, sarabandes, bourrées, menuets y gigue”.

Iñaki comentó en el transcurso de su concierto que, Máynez Vidales, es un artista mexicano que se está dando a conocer en todo el mundo. “Yo he tocado su música en Japón, Filipinas, Norte y Sudamérica, en toda Europa y siempre el resultado del público ha sido una sonrisa al final del concierto, porque es una música que podríamos decir que engancha”.

Dijo que solicitó al maestro Máynez que realizara una colección de estudios a través de la editorial Boileau de Barcelona. “Se publicaron 90 estudios que en total son casi tres horas de música, y que han sido grabadas y llevadas a la imprenta, además de sus seis suites”.

La música barroca, en su opinión, mantiene su vigencia “porque es buena música, es música de calidad que ha perdurado. En la suite de Bach existe un contacto metafísico, difícil de explicar, a veces, pero que nos impregna a los seres humanos, a unos de una manera, a otros de otra, pero de cierta manera nos toca realmente en el cuerpo, pero más que en nuestro cuerpo, en nuestra alma”.

Su concierto, además de ser de cortesía, para su realización se basa en diversos elementos relevantes para el arte musical. “La primera para que suene la música necesitamos de una idea artística, de una creación, de una creatividad, y eso forma parte del compositor.

“Esa música que se ha escrito tiene que ser sonada por un instrumento, y el instrumento empleado con el cual se puede escuchar tiene tan sólo un año y 26 días, creado por el maestro José Refugio Maldonado, en la ciudad de Aguascalientes”.

Todo eso para ser distribuido necesita de una editorial. “La editorial Boileau ha realizado esta colección con una presentación muy bonita, con fotografía en la partitura que hace poco más de un mes salió de la imprenta”.

Además Anka producciones de Aguascalientes ha realizado la grabación de la música y un documental para lanzarse al resto del mundo.

Iñaki nació en Vasca de Irún y comenzó sus estudios de violonchelo con Jacques Doué, en Baiona, Francia, donde obtuvo una medalla de oro y un Premio de honor.

Sus estudios de formación musical los continuó en París y Barcelona con Xavier Gagnepain, Philippe Müller, Lluís Claret y Paul Tortelier.

Es invitado regular a ofrecer cursos y concierto en Francia, España, Cuba, Estados Unidos, México, Colombia y Filipinas. Como solista y músico de cámara se ha presentado en Atenas, Barcelona, Bonn, Buenos Aires, Ginebra, La Habana, Manila, Miami, Nueva York, Quito, Río de Janeiro, Santiago de Chile y Tokio, entre otras ciudades.

Su vasta experiencia le permitió publicar, en 2011, el libro-DVD Pedagogía del Violonchelo con la editorial Boileau, mientras que su discografía incluye curiosas combinaciones y novedades, así como la primera integral española de los quintetos de Luigi Boccherini con guitarra y la primera integral de las obras para violonchelo y piano de Gaspar Cassadó, acompañado por Ludovica Mosca.

Entre sus grabaciones, también, destacan Viloncello Castañolero, con obras para un dúo de violonchelo y castañuelas que hizo con Ludovica Mosca. en 2007, así como Huapango con composiciones inéditas del mexicano Manuel Máynez y el acompañamiento de la violonchelista Marta Romo, álbum que contiene, además de las partituras de las piezas, un videoclip.

También grabó las Suites para violonchelo solo de Samuel Máynez con un instrumento construido en 2017 por el maestro José Refugio Maldonado, en Aguascalientes y un arco del mismo autor.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close