Regionales

¿Y la segunda dosis?, cuestionan en Puebla

Tecomatlán, Puebla. Elena Solís, habitante de Tecomatlán, relata el temor que siente porque su madre llegue a contagiarse del virus covid-19, ante la falta de la aplicación de la segunda dosis de la vacuna.

“La primera vez que oí hablar de la llegada de las vacunas a México me imaginé que pronto llegaríamos a tener una vida normal, como antes, en donde podías salir sin temor a contagiarse; me pareció algo maravilloso. Varios tecomatecos hemos anhelado para darnos esos abrazos muy esperados y así también convivir con nuestras familias para olvidarnos de esas reuniones virtuales que no se comparan en nada con el amor a todos tus seres queridos sentados en la misma mesa.

Por fin llegó el día indicado y me preparé como si fuera a asistir a una fiesta, le busqué sus mejores atuendos a mi madre y la ayudé a cambiarse, en lo que ella se peinaba y terminaba de darse los últimos toques fui jubilosa al hospital para saber las indicaciones que se darían.

Yo me sentía vivaracha ese día, a pesar de que a mi aún no me tocaba, por mi edad, pero poniéndosela a mi madre yo estaría más tranquila, sin el temor de que se me fuera a contagiar. En lo que esperamos su turno el personal médico del Hospital Integral “Margarita Morán Veliz” nos fue explicando las posibles reacciones que pudieran tener y lo que pudiéramos hacer en caso de alergia o algún malestar provocado por la aplicación.

Estuvimos un tiempo esperando hasta que oímos su nombre para pasar, ella y yo nos colmamos de alegría, y por fin la ingresaron para vacunarla, al ser un fármaco nuevo estaba con el pendiente de que fuera a tener una reacción negativa, pero todo salió bien; después nos dijeron los de la Guardia Nacional que regresemos en 21 días para evitar la pérdida de eficacia y así seguir teniendo los anticuerpos en caso de contagiarse.

Desde ese día han pasado más de 21 días y ahora ese entusiasmo que sentía ha desaparecido, vuelve la angustia, la preocupación de antes, el temor porque se me vaya a contagiar mi madrecita, estar viviendo con eso es una pesadilla. Al parecer la inmunidad ya se acabó, sólo pedimos que llegue la segunda dosis que mucha falta hace en Tecomatlán tanto para evitar más muertes como para reactivar la economía que está muy golpeada, de no llegar seguiremos presionando a las autoridades para que lleguen, no nos cansaremos hasta lograrlo.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close