Internacional

Cámara Baja de EE.UU. votará dos proyectos sobre inmigración

Washington.-La Cámara de Representantes de Estados Unidos votará dos proyectos legislativos republicanos sobre inmigración que parecen con pocas posibilidades de aprobarse, sobre todo tras un aumento de tensiones en las últimas horas.

El presidente de ese órgano, Paul Ryan, informó ayer que someterían a consideración del pleno dos propuestas sobre las cuales han trabajado en las últimas semanas, las cuales incluyen el tema de la división de familias de inmigrantes en la frontera.

Aunque el presidente Donald Trump firmó ayer una orden ejecutiva encaminada a terminar con la práctica de separar a los hijos de sus padres indocumentados, condenada fuertemente en los últimos días, aún se necesita la acción del Congreso en la materia, pues el decreto del mandatario solo resulta una medida temporal.

Más allá de esa cuestión, las dos iniciativas a valorarse este jueves incluyen una serie de cambios en las leyes migratorias del país, frecuentemente criticadas por el gobernante, quien las tilda de débiles y las llega a ubicar entre las peores del mundo.

Una de esas propuestas, presentada como un compromiso entre republicanos moderados y conservadores, incluye un camino a la ciudadanía para jóvenes indocumentados traídos a este país durante su niñez (soñadores) que estaban protegidos bajo el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, el cual Trump decidió eliminar.

A cambio de ese beneficio se deberá aprobar un presupuesto de 25 mil millones de dólares para destinarlos al polémico muro que el jefe de la Casa Blanca desea construir en la frontera con México.

La relación entre ambas medidas implica que se detendría la emisión de tarjetas de residencia en el sexto año del programa si se bloquea el financiamiento de seguridad fronteriza que el Congreso haya asignado previamente.

El otro proyecto, de línea dura y cuya autoría corresponde al jefe del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, Bob Goodlatte, restringiría la inmigración legal al limitar la capacidad de los inmigrantes para patrocinar el arribo de miembros de su familia.

Con este diseño también desaparecería la lotería de visas de diversidad, y se propone un camino para legalizar a los soñadores, pero no les permitiría el acceso a la ciudadanía o la residencia permanente.

El futuro de ambos diseños no se ve nada claro luego de que medios de prensa reportaran anoche una fuerte discusión entre Ryan y el líder del conservador Caucus de la Libertad, Mark Meadows, sobre los contenidos finales.

Según dijo este último a la prensa, el exabrupto se debió a que el presidente de la Cámara Baja estaba presentando la versión equivocada de la iniciativa de línea dura, y a que, además, había dejado dos disposiciones ya pactadas fuera de la legislación moderada.

La disputa pública entre ellos fue vista como la última señal de los numerosos problemas que tienen los esfuerzos legislativos de los republicanos en temas de inmigración.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close