Internacional

Dan luz verde a demanda presentada contra Trump por difamación

Washington.- La jueza estadounidense Jennifer Schecter determinó que la demanda por difamación contra el presidente, Donald Trump, presentada por una exparticipante en el programa de telerrealidad El Aprendiz, puede continuar.

A juicio de Schecter, de la corte de Manhattan, Nueva York, el pedido de Trump de anular el caso queda denegado, y nadie está por encima de la ley.

Marc Kasowitz, abogado del mandatario, había asegurado que un tribunal estatal carece de jurisdicción sobre un gobernante en funciones, pero la jueza no le dio la razón.

En el caso del expresidente Bill Clinton y Paula Jones por acoso sexual, la Corte Suprema de Justicia decidió que un jefe de Estado en funciones no es inmune a demandas en cortes federales por actos no oficiales, sostuvo Schecter en su fallo.

Summer Zervos, quien participó en el verano de 2005 en El Aprendiz, asegura que Trump, entonces conductor del espacio, la besó sin su consentimiento, frotó sus genitales contra ella y le tocó un seno.

Por su parte, el jefe de la Casa Blanca ha afirmado que esa denuncia y otras realizadas por más de 10 mujeres contra él son mentiras y tonterías.

A partir de esas declaraciones del presidente, Zervos estimó que son difamatorias y pide que se retracte, disculpe y pague una indemnización.

Trump también enfrenta nuevas revelaciones sobre su relación en 2006 con la actriz porno Stormy Daniels, quien sostiene que el mandatario compró su silencio una década antes de llegar a la Casa Blanca el 20 de enero de 2017.

Este martes, otra mujer demandó a Trump y reclamó a la justicia que la libere de una cláusula de confidencialidad acerca de los vínculos que mantuvo con el gobernante, en un caso que se asemeja al de Daniels.

Los abogados de Karen McDougal, una exmodelo de la revista erótica Playboy, denunciaron presiones y amenazas para obligar a la fémina a guardar silencio, y calumnias del equipo legal de Trump para desacreditarla.

Presentada en una corte de Los Ángeles, California, la demanda se refiere a una relación romántica de 10 meses de duración entre McDougal y Trump en 2006 y 2007.

También expone la intervención de la empresa American Media, propietaria del tabloide National Enquirer, para comprar la historia de McDougal y su silencio cuando el magnate inmobiliario decidió hacer campaña por llegar a la presidencia.

McDougal recibió 150 mil dólares, cuya mitad fueron a parar a manos de su abogado, quien aunque ella no sabía estaba en colusión con la otra parte, y la falsa promesa de ayudar a lanzar su carrera de experta en salud y ejercicio, precisa el recurso.

Acota que el equipo legal de Trump amenaza con arruinar financieramente a la exmodelo si habla con periodistas.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close