Universidades

Género, uno de los temas centrales en los nuevos ‘Planes Manresa’

·        Se formará al estudiantado con una mirada crítica y propuestas de acción frente a las distintas problemáticas de la realidad social

La transversalización de la perspectiva de género en los nuevos planes de estudio, mismos que la Universidad Iberoamericana pondrá en marcha en agosto, permitirá formar al estudiantado con un perfil integral al incluir en sus conocimientos y futura práctica profesional una mirada crítica y propuestas de acción frente a las distintas problemáticas de la realidad social.

En entrevista, la Dra. Elvia González del Pliego Dorantes, coordinadora del Programa de Género e Inclusión de la IBERO, señaló que incluir la perspectiva de género en los nuevos planes de estudio tiene que ver con el compromiso que tienen la Compañía de Jesús en hacer que las universidades realmente incidan en la transformación social para la construcción de un país más justo, solidario y pacífico.

La académica, que forma parte del equipo que diseña la transversalización de la perspectiva de género en los también denominados Planes Manresa, habló de la importancia de preparar al estudiantado para que el día de mañana cuando salga de la universidad participe de una forma más propositiva con la visión de género, sustentabilidad e interculturalidad que, además, tienen que ver con un tema de derechos humanos.

En ese sentido, las y los alumnos contarán con elementos que les permitan analizar críticamente la realidad social y profesional en la que se desenvuelven. Identificarán los impactos diferenciados de las diversas problemáticas sociales, económicas y políticas en mujeres y hombres, tomando como base de su análisis la perspectiva de género y considerando en ello la interacción de las variables sexo-género-orientación sexual.

Asimismo, desarrollarán una mirada crítica para reconocer las injusticias sobre las que se erigen las categorías hegemónicas de género e identificar las diferencias a la norma (hombre, blanco, heterosexual, eurocéntrico, joven, etc.) como posibilidades éticas. Asimismo, las y los egresados estarán comprometidos por desmontar y revisar convenciones culturales que promuevan y mantengan la injusticia.

La Dra. Michelle Gama Leyva, titular del Comité de Género de la IBERO, quien también forma parte del equipo que rediseña los planes desde este tópico, destacó que la primera etapa del proceso es identificar que materias pueden tener en su impartición la perspectiva de género. Dijo que hay tres formas posibles: una materia que sea totalmente dada, una parcial y una total, aunque todas las asignaturas pueden aterrizar en el tema de género.

Ejemplos para ponerlo en práctica en el aula por áreas de estudio:

  • En los estudios estadísticos y demográficos se recomienda vincular los contenidos de las asignaturas con el análisis de los impactos diferenciados de diversas problemáticas entre hombres y mujeres; además de tomar en cuenta los diferentes contextos, condiciones y grupos sociales. Se sugiere también recomendar al alumnado que acudan a revisar y utilizar las encuestas nacionales, por ejemplo: ENDIREH, ENADIS, ENUT, etc.
  • En los estudios de áreas políticas, económicas y sociales, se recomienda vincular los contenidos de las asignaturas con problemáticas como: violencia por razón de género (en sus diferentes tipos y modalidades); leyes nacionales y tratados internacionales en la materia; políticas públicas con perspectiva de género; análisis de impactos diferenciados en el acceso a recursos económicos y al libre ejercicio de derechos sociales, económicos, culturales y políticos; análisis en las diferencias de recursos, condiciones y programas de apoyo para el emprendimiento de negocios; igualdad y equidad de género y no discriminación en las empresas y organizaciones.
  • En los estudios de áreas de las ciencias de la salud, se recomienda vincular los contenidos de las asignaturas con impactos diferenciados de distintas discapacidades, nutrición por edad, género y condiciones de salud y económicas; tomar en cuenta los impactos en la salud de mujeres y hombres ante la utilización de distintos fármacos o sustancias químicas; impactos diferenciados de las enfermedades según las variables sexo-género.
  • En los estudios de las áreas de arte, humanidades y comunicación, se recomienda vincular los contenidos de las asignaturas con la participación y aportes de las mujeres en las artes, la historia, la filosofía, filología; utilizar el análisis de género en el arte; incluir la utilización de la perspectiva de género en las producciones de cine, publicidad y televisión, así como el análisis de problemáticas en las que los medios de comunicación, la publicidad y las producciones de cine, radio y televisión pueden impactar en favor de la igualdad de género y de la disminución de la violencia por razón de género y contra la población LGBT, etc.; promover el cuestionamiento y reflexión sobre la representación de las mujeres a partir de estereotipos relacionados con su rol familiar y social, así como de su cuerpo como objeto sexual.
  • En educación, se recomienda incluir la perspectiva de género en contenidos y docencia para promover la reflexión crítica, propositiva y constructiva para identificar los estereotipos de género, las desigualdades y la discriminación por razón de género y sexo a lo largo de la historia, reconociendo los factores y creencias que las han legitimado y que las mantienen vigentes; promover prácticas didácticas que permitan desarticular el sexismo, el machismo y la homofobia; utilizar metodologías que permitan al estudiantado identificar y transformar los hechos y  creencias de la vida cotidiana que sustentan la violencia por razón de género; incluir en los contenidos las aportaciones de las mujeres a la educación y mostrar la importancia de incluir sus aportaciones e imágenes que promuevan la inclusión y desarticulen el sexismo y el machismo en los libros de texto, en las investigaciones y de los espacios de toma de decisiones; promover procesos de enseñanza-aprendizaje que eliminen todo tipo de discriminación directa o indirecta por razón de género, sexo, etnia, clase, etc.
  • En estudios de las ingenierías y arquitectura, se recomienda vincular los contenidos con la utilización de las variables sexo-género en el diseño de distintas maquinarias y herramientas, así como de los espacios, que tienen relación con la actividad humana, sobre todo aquellas que impactan cuestiones de seguridad; utilizar ejemplos de aportaciones e investigaciones relacionadas por mujeres, etc. Es necesario utilizar la perspectiva de género para considerar la forma en que utilizan de manera diferenciada o específica los productos y servicios tecnológicos. En arquitectura y urbanismo, habrá de tomarse en cuenta la percepción de seguridad de mujeres y hombres en el diseño de las ciudades y edificios. Asimismo, se habrá de tener en consideración las tareas del cuidado y la creación de espacios que no perpetúen la desigualdad social y de género, así como la discriminación en las casas.

En todas las áreas se recomienda:

  • Utilizar bibliografía con producciones de mujeres y hombres que desarrollen críticamente la temática en cuestión desde un lugar de enunciación con perspectiva de género.
  • Capacitar al estudiantado y profesorado para desarrollar investigaciones, tesinas, trabajos y proyectos escolares con perspectiva de género.
  • Preguntarse por la hegemonía y visibilidad de lo masculino.
  • Establecer una relación crítica entre cuerpo y género.
  • Cuestionar los roles que se asignan a la masculinidad y a la feminidad.
  • Evaluar el deseo romántico desde narrativas culturales de género.
  • Analizar y desmontar mandatos culturales de género.
  • Revisar que todos los nombres y carátulas de las asignaturas utilicen lenguaje incluyente.

Reconocer materias en la retícula que podrían ser sujetas a la transversalización desde:

  • El género.
  • La bibliografía.
  • El contenido.
  • El aprendizaje actitudinal.
  • Desde el análisis: social, histórico, político, cultural, teórico, simbólico y artístico.

Asimismo, la Dra. González Del Pliego Dorantes destacó que, sin la formación docente, difícilmente se podría abordar de manera correcta la transversalización de la perspectiva de género, porque es el profesorado el que media en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

En ese sentido, la Dra. Gama confirmó que se dará un curso para el cuerpo docente sobre cómo impartir con perspectiva de género la reflexión sobre la propia identidad, desde el contexto cultural y social.  El objetivo es incluir la perspectiva de género en su planeación y en el ejercicio de su actividad.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close