Cultura

Llega el arte de Cultura Comunitaria al Centro Cultural Universitario Tlatelolco

En colaboración con el programa Cultura Comunitaria de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México y la Subsecretaría del Sistema Penitenciario de la Ciudad de México, el Centro Cultural Universitario Tlatelolco (CCUT) abrió las puertas a artistas privados de su libertad y en libertad para que pudieran dirigir una visita guiada a la exposición De Ícaros y Alas, libertad desde la cárcel, la cual se conforma por piezas creadas por ellos.

Estuvieron presentes Hazael Ruíz Ortega, subsecretario de Sistema Penitenciario del Gobierno de la Ciudad de México; Ricardo Raphael de la Madrid, director General del Centro Cultural Universitario Tlatelolco (UNAM); Paola Zavala Saeb, subdirectora del Centro Cultural Universitario Tlatelolco (UNAM), y Amor Gutiérrez, representante de Cultura Comunitaria.

Amor Gutiérrez mencionó a manera de bienvenida: “Celebramos hoy la presencia de quienes están privados de su libertad y de este encuentro en favor de familias, amistades y de la sociedad en su conjunto, a la que invitamos a sumarse en la parte que les toque para corresponsabilizarnos en esta tarea”.

Asimismo, se presentaron ocho artistas privados de su libertad e integrantes de Kölectiv.Feat: Mauricio Aguilar, Gerónimo Duarte, José Garduño, Noel Martínez, Claudio Mujica, José Ramírez, Agustín Soria y José Zarza; quienes tuvieron la responsabilidad de guiar a los asistentes dentro de la exposición.

Alejandro Sandria, Moisés Bucio, Alejandro Ríos y Manuel Álvarez, también integrantes de Kolëctiv.feat y artistas en libertad que trabajan de la mano de Lulú Sánchez Puig, artista plástica, también fungieron como guías durante la visita.

Es la primera vez que la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) recibe a personas privadas de su libertad, por ello, Ricardo Raphael mencionó que “la Universidad es un espacio para la raza” y que los centros de reclusión son espacios donde “hay seres humanos con derechos, con el derecho de reincorporarse adentro y afuera” y que esta exposición “nos está demostrando cómo podemos transformar esta mirada social sobre las cárceles, sobre los tribunales. El arte es una de las vías”.

Con el hecho de que los propios artistas funjan como guías dentro de un recinto tan importante, se busca tender puentes de diálogo y detonar reflexiones sobre la participación y la integración social; además es parte del trabajo para lograr garantizar el efectivo acceso al derecho a la cultura en sectores menos privilegiados, para que nadie se quede atrás, como marcan los ejes de trabajo de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México.

En palabras del subsecretario del Sistema Penitenciario de la CDMX, Hazael Ruíz, “Kölectiv.Feat es un proyecto que ya tiene frutos de reinserción, pues existen casos de éxito; por ejemplo, personas que iniciaron haciendo arte en el interior del Reclusorio Norte y que hoy son artistas que se dedican a hacer y vivir del arte”.

Es a través de Cultura Comunitaria se lleva a cabo la reinserción de estos artistas, ya que una vez que obtienen la libertad los incorpora como talleristas.

La exposición De Ícaros y Alas, libertad desde la cárcel muestra las piezas creadas por integrantes de Kolëctiv.feat, un colectivo de 16 artistas privados de su libertad que se encuentran en el Reclusorio Preventivo Varonil Norte, en la Ciudad de México. Estas obras de arte recorrieron nueve diferentes sedes en 2019, incluidos el Centro Cultural Los Pinos y el Auditorio Nacional. Se trata de una muestra que tiende un puente para acercar a personas que, incluso en prisión, encontraron la libertad, y por medio del arte lograron hacerse de nuevas alas.

Gerónimo Duarte, artista privado de su libertad, mencionó: “Las autoridades me han dado las herramientas para crecer, no precisamente para poderme quedar ahí (en el centro penitenciario), sino al contrario (…) Lo que el gobierno me da yo lo tomo porque he trascendido, a pesar de lo que hice en el pasado, gracias a los maestros que me han enseñado arte”.

Esta iniciativa fortalece el trabajo de la Secretaría de Cultura para lograr que la práctica de los derechos culturales sea una realidad en comunidades que de alguna manera se encontraban al margen; además de que a través de estas expresiones culturales se construye un camino para el ejercicio de la paz y los derechos humanos.

La exposición estará abierta al público hasta el 2 de febrero en la Sala de Mediación Educativa del Centro Cultural Universitario Tlatelolco, ubicado en Av. Ricardo Flores Magón, Nonoalco, Tlatelolco, Cuauhtémoc, CDMX.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close