Regionales

Manuel, un presidente que escuchó a su pueblo

Huitzilan de Serdán, Puebla. Leonel Quintero Bonilla, habitante de la junta auxiliar de Totutla, se sumó al llamado de cárcel para los asesinos del alcalde antorchista Manuel Hernández Pasión, asesinado junto con su escolta Juventino Torres Melquiades por las balas asesinas de los enemigos del progreso.

Quintero Bonilla recordó que están por cumplirse tres meses desde que fue privado de la vida el ex edil de Huitzilan de Serdán y aún no se ha detenido a los autores materiales e intelectuales; por eso, Antorcha ha iniciado una serie de actividades de denuncia y protesta por la impunidad que se ha presentado en el caso.

“Lo que yo quisiera decir a las autoridades del estado es que debe haber justicia, es lo único que podemos pedir; si hubiera justicia no habría necesidad de marchas y demás actividades que se realizan para que se encarcele a los asesinos de Manuel Hernández Pasión, siempre y cuando se haga justicia”.

Leonel Quintero afirmó que Hernández Pasión trabajó para todos los pobladores, nunca distinguió si las familias militaban en algún partido u organización, pues las obras que realizó en la zona son de beneficio social.

“Manuel fue una persona de trabajo. La muerte de Manuel fue algo que sí nos sorprendió y que nos afectó a todos. El trabajo de Manuel, aquí en la comunidad, era para todos. Siempre estuvo al pendiente de todo y era una persona que siempre se prestó, siempre estuvo escuchando a la gente y trabajando”.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mirar tambien

Close
Close