Cultura

Obra ganadora del Premio Nacional de Novela Joven 2017 explora diversas caras del amor

• De tintes campiranos, El tiempo del cocodrilo del mexiquense Uriel Mejía Vidal nació a partir de antiguas leyendas

Una exploración de las diversas caras del amor a partir de leyendas del pueblo de Cuanalan en el Estado de México es el libro El tiempo del cocodrilo de Uriel Mejía Vidal (Estado de México, 1990), ganador del Premio Nacional de Novela Joven José Revueltas 2017.

Muy honrado y contento, se dijo el joven autor por este premio, pero sobre todo agradecido con el jurado del certamen, integrado por Ana Clavel, Francisco de la Cruz y Carlos Yescas, que convoca la Secretaría de Cultura, a través de la Dirección General de Publicaciones, el Programa Cultural Tierra Adentro y el H. Ayuntamiento del Municipio de Durango.

En entrevista con la Secretaría de Cultura, precisó que se trata de “una exploración sobre las diversas caras del amor: el amor fraternal, el amor imposible, el amor no cumplido, el amor pasional. Son cuatro historias que se van uniendo y que al principio parece que no tienen un nexo”.

Todo comienza con un hombre que tiene el don de un oído prodigioso “y que de repente empieza a escuchar a una mujer que nadie más ve y que dice ser la hija del cocodrilo. Entonces emprende un viaje para encontrar a esa famosa hija del cocodrilo y sobre todo, saber quién es ese cocodrilo”.

 La historia de esta obra, señaló Mejía Vidal, gira en torno al cocodrilo, un ser fantástico que ni siquiera el protagonista sabe qué es, para luego detallar “cómo convive con su soledad, que él piensa que es orgullo, pero en realidad es una soledad bastante miserable”.

Aunque El tiempo del cocodrilo parece tener tintes de la narrativa latinoamericana y el realismo mágico, de Juan Rulfo, Elena Garro y Gabriel García Márquez, el autor precisó que sus dos grandes influencias para escribir este libro fueron Pearl S. Buck y Eugene O’Neill.

Sin embargo, Uriel Mejía advirtió que “he leído mucha narrativa latinoamericana que te salpica y te queda algo de eso, el jurado decía que tiene aire de esta narrativa campirana y sobre todo del realismo mágico”.

El tiempo del cocodrilo surgió justamente de las leyendas que le contaban sus dos bisabuelas: por un lado la historia del cocodrilo que ya casi nadie recuerda y por el otro, la de los zencuates, víboras de agua inofensivas.

“Yo sentía que había un nexo entre el cocodrilo y los zencuates y decidí explorarlo a través de esta novela, la mitad recopilado de las historias de mis abuelas”, idea que comenzó a cocinar al salir de la universidad.

Pero fue gracias a la obtención de una beca en materia de dramaturgia por parte de la Fundación para las Letras Mexicanas que a la par de un proyecto teatral pudo desarrollar esta novela, totalmente en solitario.

El tiempo del cocodrilo es el primer libro en solitario del autor, ya que en 2015 recibió mención honorífica en el Premio Nacional de Dramaturgia Joven Gerardo Mancebo del Castillo, con lo cual formó parte del libro Teatro de la Gruta XV.

Tras la obtención del Premio Nacional de Novela Joven, Uriel Mejía indicó que continuará en la narrativa y ya trabaja en un libro de cuentos largos que estará listo a principios de 2019 pues dijo, “soy un escritor lento”.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close