Espectáculos

Promueve obra de títeres los valores del respeto, la libertad y el bienestar común

La importancia de la unión, del poder del trabajo y apoyo en colectivo para mejorar las vidas de quienes conforman una comunidad plantea la puesta infantil El canto de la rebelión, montada por la compañía Tercer Teatro; escrita y dirigida por Adrián Ladrón.

La obra inspirada en la fábula El canto de la cigarra de Onelio Jorge Cardoso, realizó su función de estreno el sábado 21 de abril, en el Teatro El Galeón del Centro Cultural del Bosque.

La historia plantea que hormigas, abejas, luciérnagas, sapos, caracoles y grillos, habitantes del pueblo El Podrido ya no pueden vivir en paz, pues la vacas al pastar provocan terremotos los cuales provocan el derrumbe de las casas de todos, menos la del gobernador, un escarabajo egoísta que sólo busca su comodidad.

En esa comunidad habita la cigarra con su guitarra, quien ha decidido hacerse escuchar, por lo que propone que se realice una expedición buscando un lugar pacifico para vivir, lo que ya es imposible en El podrido. Una abeja exploradora la apoya, asegurando ha encontrado un lugar de hermoso paisaje que ha nombrado: Tres hilitos.

El montaje escénico desde su inicio captura la atención de chicos y grandes con sus coloridos vestuarios, las simpáticas formas de los títeres, las originales canciones rítmicas y diálogos que invitan a la reflexión a través del humor.

En la hora y media en la que se desarrolla la historia, el espectador es testigo de tres universos distintos: el de los títeres, las sombras y los actores. Los insectos cambian de tamaño, mostrándose diminutos, a escala de una persona adulta y al tamaño estándar de los títeres.

Además de abordar lo fuerte que puede ser un pueblo unido frente a las adversidades, la puesta escénica plantea el respeto hacia el otro, el derecho a la libertad individual, la importancia de la dignidad y a enfrentar el miedo al cambio, a lo desconocido y a los rumores.

Los personajes antagónicos de la puesta, además del escarabajo gobernador, quien miente, engaña y prohíbe a sus gobernados el cantar, son la cochinilla, la mosca y una araña, quienes obedecen a su jefe el gobernador al creerle una fingida amistad.

En entrevista Adrián Ladrón explicó que para la puesta retomó la fábula de El canto de la cigarra al considerar que cuenta con los elementos para que los niños identifiquen valores como la justicia, la dignidad, la rebeldía, el trabajo en comunidad y la solidaridad.

“En esta trama hay un asunto político que se les muestra a los niños sin subestimarlos y de manera sencilla a través de la música y las letras de las canciones, creadas por Leonardo Soqui”, apuntó el también actor.

“En El canto de la rebelión se plantea un discurso actual para nuestra sociedad y por eso empecé llevar a cabo la puesta en escena de manera musical. Muchos creadores dan por hecho que los niños no entienden ciertos temas, en Tercer Teatro consideramos a los niños con una inteligencia ni superior ni inferior a los adultos, sino que entienden las cosas desde otro lugar y que tienen una gran sabiduría para reconocer estos valores”.

Al contextualizarse la historia en un hábitat, en el montaje se crítica a los seres humanos por ser el principal depredador de la naturaleza, por lo que las personas que habitan la tierra no son bien vistas por los diferentes insectos.

El canto de la rebelión cuenta con las actuaciones de Tamara Vallarta, Alicia González, Meraqui Pradis, Bruno Salvador Jiménez, Leonardo Zamudio, Francia Castañeda, Ricardo Zárraga, Miguel Jiménez, Yanet Miranda, Luis Eduardo Yee, Roam León y Juan José Rodríguez. Diseño de títeres y vestuario de Ana J. Bellido.

La puesta infantil y musical, ofrecerá temporada hasta el domingo 27 de mayo en el Teatro El Galeón del Centro Cultural del Bosque, ubicado en Paseo de la Reforma y Campo Marte, atrás del Auditorio Nacional. Horario: sábado y domingo a las 13:00 horas. Para niños a partir de 6 años.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close