Cultura

Recuerdan al José Luis Martínez editor

• José Carreño Carlón y Freja Cervantes destacaron el impulso del intelectual mexicano en la creación de la colección Revistas Literarias Mexicanas Modernas del FCE

En marco de las actividades conmemorativas por el Centenario del  natalicio del académico, diplomático, ensayista e historiador José Luis Martínez Rodríguez (1918-2007), se recordó en charla su faceta como editor, principalmente su gestión como director en el Fondo de Cultura Económica (FCE), en los años 1977 – 1982.

En la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes el actual director general del FCE, José Carreño Carlón, recordó a José Luis Martínez como un hombre de letras y libros, servidor público ejemplar, un editor que tantas, fecundas y orientadoras huellas dejó en los diversos campos en los que incursionó.

“Vivió entre los libros que amaba, escudriñaba y a veces cuestionaba a través de otros libros. Tuvo un apego y adicción a la tarea del libro que hizo de él un editor no de tiempo completo sino total.

“José Luis Martínez vivió entre libros y revistas que acumulaba, entre libros que soñaba, imaginaba y consumaba. Vivía entre autores que frecuentaba, admiraba, reclutaba y contrataba para publicaciones cuyo financiamiento gestionaba, supervisaba diseño y organizaba su procesamiento hasta tener en sus manos un nuevo bien cultural para enriquecer la cultura escrita”, indicó.

El periodista y académico hizo un rápido recorrido por algunos de los libros que editó el llamado curador de las letras mexicanas. Calificó como memorable su gestión en el FCE, donde realizó un enorme esfuerzo de redimensionamiento editorial y de redefinición de su visión.

El conductor en ForoTV agregó que José Luis Martínez difundió un impulso notorio al enriquecimiento y consolidación del catálogo del Fondo con la creación de una serie de colecciones, entre ellas, Biblioteca joven, Biblioteca Premio Cervantes, Revistas Literarias Mexicanas Modernas, éste última, dijo, uno de los más grandes servicios prestados por el intelectual a los estudios literarios en México.

La investigadora de la UAM, Freja Cervantes, apuntó que la colección Revistas Literarias Mexicanas Modernas tuvo como propósito poner en circulación ediciones facsimilares de las principales revistas literarias publicadas en México en la primera mitad del siglo XX.

Indicó que la publicación de facsimilares es una singular, fascinante y cada vez más recurrente práctica editorial que merece una mayor atención para el conocimiento de la literatura, aunque el concepto ha sido un tema más cercano a la bibliología material y un asunto recurrente de la bibliotecología.

Aseguró que si una persona sabía de facsimilares era José Luis Martínez, quien hizo de la edición facsimilar un asunto de valor inestimable para el rescate del patrimonio literario mexicano. “El gran editor nos descubrió horizontes renovados para apreciar y dimensionar nuestra cultura escrita.

“José Luis Martínez merece ser reconocido en su grandeza editorial, quizás el mayor proyecto sea la colección Revistas Mexicanas Literarias Modernas, porque reúne todos los intereses del gran lector que fue, como crítico, historiador, ensayista y literato”, apuntó.

La profesora investigadora de tiempo completo en Letras Hispánicas apuntó que la intención de Martínez en restituir en su totalidad las Revistas Mexicanas Literarias  Modernas, fue el rescatar los programas que inspiraron la literatura que circuló a través de ellas con autentica profusión y dinamismo en México.

“La colección adoptó un formato homogéneo y por cada serie de revistas facsímil se tiraron 3 mil ejemplares, y aunque la conclusión de la serie quedó en suspenso, el proyecto es inestimable y sólo pudo venir de un gran bibliófilo”, apuntó Freja Cervantes.

Finalmente José Carreño Carlón indicó que se ha pensado en explorar las vías para recuperar, por lo pronto en versión electrónica, los facsimilares hasta ahora publicados de la colección Revistas Mexicanas Literarias Modernas, con la ventaja de que al ser versión electrónica se recuperen los colores, además de continuar con las revistas que faltan.

La referida colección publicó facsimilares de revistas que circularon en México durante la primera mitad del siglo XX, entre ellas Pegaso, Bandera de Provincias, Contemporáneos y Rueca.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close