Nacional

Reforma a ley de la industria eléctrica contraviene principios constitucionales y compromisos internacionales: Nancy de la Sierra

  • México asumió el compromiso de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 22 % para el año 2030, a través del Acuerdo de París.

En Sesión vespertina del Senado de la República, los Grupos Parlamentarios fijaron postura sobre la discusión del dictamen con proyecto de decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley de la Industria Eléctrica.

Nancy de la Sierra Arámburo, integrante del Partido del Trabajo en la Cámara Alta, emitió su voto en contra y expresó a título personal su preocupación por el contenido de la minuta, al considerar que contraviene un sinfín de principios constitucionales y compromisos internacionales.

Durante su intervención presentó reservas a los artículos 3, 4, 26, 53, 101 y 126 del dictamen, para preservar la libre competencia en el mercado de generación y suministro de electricidad, así como para fomentar el uso de las energías limpias.

“Planteo conservar la definición vigente de la Central Eléctrica Legada, para que contemple a aquellas centrales que se encuentran en condiciones de operación y cuya construcción sea incluida en el Presupuesto de Egresos de la Federación”, señaló.

De la Sierra Arámburo propuso eliminar la figura del Contrato de Cobertura Eléctrica con Compromiso de Entrega Física, cuya existencia permitiría a la Comisión Federal de Electricidad adquirir electricidad sin recurrir a métodos competidos; asimismo, considera pertinente conservar la redacción actual del artículo 4 de dicha ley, que establece que la generación y comercialización de energía eléctrica son servicios que se prestan en un régimen de libre competencia.

La senadora por Puebla insistió en que “la eliminación del orden de prelación en el despacho otorga una indebida preferencia a las centrales hidroeléctricas de la CFE y relega a un segundo plano a las centrales que generan energía con fuentes compatibles con el medio ambiente”.

Ante el Pleno sugirió eliminar las cláusulas añadidas a los artículos 4 y 101, que brindan un amplio margen de discrecionalidad al Centro Nacional de Control de Energía (CENACE) para negar y revocar el acceso a las redes de transmisión y distribución, al igual que para celebrar contratos de cobertura eléctrica.

Como presidenta de la Comisión Especial para la Implementación de la Agenda 2030 en México, del Senado de la República, consideró primordial el uso de energía asequible y no contaminante, como se plantea en el Objetivo de Desarrollo Sostenible 7, y resaltó que “esta minuta tiene un impacto negativo en los ODS 8, 9 y 12, que buscan lograr un trabajo decente y crecimiento económico para todos y todas; una industria, innovación e infraestructura sostenible; al igual que una producción y consumo sostenibles”.

También expresó que el dictamen afecta gravemente el derecho al medio ambiente, a la seguridad jurídica y a la libre competencia, establecidos en los artículos 4,17 y 20 de la Constitución; violenta el acuerdo comercial entre México, Canadá y Estados Unidos (T-MEC) entorno al trato no discriminatorio establecido en su artículo 22; contraviene el Acuerdo de París en su totalidad, así como la Ley General contra el Cambio Climático, entre otras normativas nacionales e internacionales.

Nancy de la Sierra concluyó su participación agradeciendo el respeto que mostró su Grupo Parlamentario sobre su decisión y aseguró que pensar distinto fortalece la construcción de un mejor país en el que se debe anteponer el bienestar de las y los mexicanos.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close