Regionales

Tres años desde el asesinato de mi padre y no hemos recibido justicia

Este 10 de octubre se cumplierón tres años desde aquel trágico y cobarde asesinato del ex alcalde de Huitzilan de Serdán, el Lic. Manuel Hernández Pasión, quien fue abatido junto con su escolta Juventino Torres Melquiades, en una emboscada orquestada por los grupos caciquiles de la región en el 2017.

En entrevista, Ixtlilxóchitl Hernández González, hija de Manuel Hernández Pasión, mencionó que hasta el momento, las autoridades encargadas de impartir justicia no han capturado a los autores intelectuales de este atroz crimen, “como lo dijo el Maestro Aquiles, no hay un solo caso de muerte de un antorchista al que se le haya hecho justicia. La justicia en este país no está a favor del pueblo y es obligación de la Fiscalía responder por estos casos, tienen todas las herramientas para poder hacer justicia, y, ¿por qué no lo hacen?, esa es la pregunta que hay que hacernos, ¿están protegiendo a alguien?, no sé, pero de algo estoy segura, la fiscalía y el gobierno del estado no están al servicio del pueblo y hoy más que nunca se ve demostrado, no solo por el caso de mi papá, sino por todas las persecuciones políticas que están haciendo en contra de todos los opositores a las ideas de la cuarta transformación”.

“Mi padre era una persona muy querida en el municipio y el trabajo que hizo con el Movimiento Antorchista fue extraordinario, como presidente, su administración fue extraordinaria, logró en solo tres años invertir lo que corresponde al presupuesto de 10 años en dicho municipio (más de 600 millones de pesos), esto impulsó el desarrollo en los ámbitos más elementales para mejorar la calidad de vida de los habitantes, siempre trabajó en beneficio de la gente humilde de su pueblo, Huitzilan pues, sonaba por todos lados”, mencionó Hernández González.

A tres años de este crimen político, el antorchismo poblano y nacional continuará pidiendo justicia para Manuel Hernández Pasión y Juventino Torres Melquiades: “nos hemos manifestado a través de marchas y cadenas humanas para exigir justicia plena, mi padre lo único malo que estaba haciendo era trabajar bien para su municipio, la gente se estaba acercando mucho a él, y eso fue lo que le empezó a preocupar al cacicazgo de la zona, por eso lo mataron”.

Manifestarnos -dijo-, es lo único que hemos podido hacer, el gobierno desde el inicio nos mostró que no tenía el interés y hasta que la organización anunció una marcha con 50 mil antorchistas fue que milagrosamente un día antes de la manifestación detuvieron a los asesinos materariales.

Por último, exigió a la Fiscalía que esclarezca el crimen de su padre: “hago un llamado muy fuerte al gobierno estatal y a la fiscalía para que tomen su trabajo en serio, porque con todo esto, lo único que dan a entender es que no sirven para nada, se supone que el gobierno debe estar con el pueblo no contra él. Nosotros no dejaremos de exigir justicia y que les quede muy claro a todos los enemigos del progreso, que nosotros como organización estamos más unidos que nunca y no nos

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close