Salud

Brinda IMSS terapia de rehabilitación a pacientes recuperados de COVID-19

  • Interviene personal de fisiatría y rehabilitación del Hospital de Especialidades “San José”, con ejercicios físicos y mentales
  • También ofrecen Tele-rehabilitación por medio de videos explicativos y llamadas telefónicas

El Servicio de Medicina Física y Rehabilitación, de la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) Hospital de Especialidades “San José”, del Centro Médico Nacional “Gral. de Div. Manuel Ávila Camacho”, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Puebla, atiende a pacientes recuperados de COVID-19 para que alcancen un nivel máximo de funcionalidad, y disminuir las secuelas en lo posible.

“Atendimos a pacientes con diagnóstico de neumonía atípica por SARS-CoV-2, mediante una serie de ejercicios de movilidad activo-asistida, enseñanza de cambios de posición para drenaje postural, fortalecimiento y actividades lúdicas, sin olvidar los ejercicios iniciales de su terapia respiratoria”, explicó Macbeth Huerta Carmona, terapeuta ocupacional del Hospital de Especialidades “San José”.

El equipo de Fisiatría y Rehabilitación se capacitó en la colocación y retiro del Equipo de Protección de Personal (EPP), para ingresar al Hospital Anexo de “La Margarita”, que atendió exclusivamente a pacientes con COVID-19, y comenzar su labor.

Asimismo, brindan Tele-rehabilitación para familiares y pacientes confinados o recién dados de alta, mediante videos explicativos de terapias y el acompañamiento personalizado por medio de llamadas telefónicas.

Agustín Fernández, paciente recuperado de COVID-19, en el Hospital General de Zona (HGZ) No. 20 “La Margarita”, refirió que después de acudir por un mes, tres veces por semana, al servicio de fisiatría y rehabilitación del Hospital de Especialidades “San José”, está recuperado, puede caminar sin sofocarse, no siente cansancio o la sensación de falta de aire.

Narró que al principio de la enfermedad, pasó 15 días sin avance en su recuperación y dependía de oxígeno artificial, por lo que acudió a la Unidad de Medicina Familiar (UMF) No. 2, de ahí, fue trasladado inmediatamente al HGZ No. 20 debido a su condición crítica.

Al ingresar al hospital, el panorama cambio para Agustín, le devolvieron las esperanzas de vida; su estancia duro 20 días, tiempo en el que experimento de todo, desde el hecho que podían intubarlo por su saturación tan baja, hasta ver el trato humano de los profesionales de la salud del Seguro Social, quienes lo sacaron adelante.

“La atención fue muy completa, y no pensaba que el Seguro Social tuviera esos aparatos; tanta dedicación y organización por parte de todos, ayudan a quien más lo necesitan en momentos difíciles, ahí vi el trabajo de las enfermeras, del personal de salud, van para arriba y para abajo; vi llegar mucha gente inconsciente y salir adelante”, comentó.

Después de pasar casi un mes hospitalizado, fue dado de alta, sin depender de oxígeno complementario. Sin embargo, su rehabilitación aún no terminaba, ya que comenzó a tener la sensación de falta de aire y dolor muscular al realizar alguna actividad, al grado de pensar que sería un paro cardíaco, pero sus parámetros eran normales.

Su médico familiar le recomendó el programa de rehabilitación que brinda el Hospital de Especialidades “San José” del IMSS, a donde no dudó en acudir.

El Servicio de Medicina Física y Rehabilitación también imparte sesiones de pausas productivas con el resto de los equipos COVID-19, dos días a la semana. Diseñaron sesiones muy breves, de aproximadamente cinco a ocho minutos, con ejercicios de corrección postural y relajación.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close