Espectáculos

Ecos de justicia y libertad resuenan en el concierto multimedia Derribando muros

• Música, poesía, artes plásticas, video y arquitectura se fusionan en este recital inmersivo

Los sueños de justicia y libertad inundaron la Biblioteca de México con el concierto multimedia Derribando muros en el que se interpretó la Cantata sueños del compositor Arturo Márquez que, ante todo, resulta ser una experiencia artística.

Y es que el proyecto Derribando muros fusiona la música, la poesía, las artes plásticas, el video y hasta la arquitectura, ante los anhelos de libertad, con la música de Arturo Márquez, y con el arte de personas que se encuentran en reclusión.

Además del concierto, los asistentes pueden disfrutar de la exposición Libertad del Kolëctiv.Feat, integrada por 28 fotografías intervenidas por artistas internos del Reclusorio Norte, quienes encontraron libertad a través del arte.

La Biblioteca de México, punto central de la red de bibliotecas públicas de todo el país, abrió sus puertas para albergar este recital inmersivo y multimedia a cargo de la Orquesta Escuela Carlos Chávez y una gran dotación coral integrada con miembros del Coro Sinfónico del Sistema Nacional de Fomento Musical, el Coro Délicieux y el Coro de Jóvenes de la Escuela Superior de Música del INBA.

Jorge von Ziegler, director general de Bibliotecas de la Secretaría de Cultura, dio la bienvenida a esta experiencia artística que, dijo, es un ejercicio de afirmación de la libertad, a través de diversas manifestaciones del arte: la plástica, la poesía, la música y la arquitectura, sobre todo en un edificio histórico que en una época, funcionó como prisión, ahora convertido en biblioteca, un espacio público y abierto de libertad.

El subsecretario del Sistema Penitenciario de la Ciudad de México, Antonio Hazael Ruiz Ortega, aseguró que este tipo de eventos no suceden normalmente, pues implica la posibilidad de compartir el arte hecho por personas privadas de su libertad, que a pesar de ello tienen mucho por mostrar.

En presencia de la diputada local Rebeca Peralta, presidenta de la Comisión Especial de Reclusorios y de Enrique Serrano, director del Reclusorio Norte, Lulú S. Puig, quien dirige al Kolëctive.Feat, destacó que esta iniciativa es una lección de libertad.

Las 28 fotografías intervenidas que conforman la serie Libertad y que abrazan al espacio donde este fin de semana se lleva a cabo el concierto Derribando muros, señaló, invitan a romper nuestras propias barreras y hacer los sueños realidad.

La artista recordó que “nos dijeron que la cárcel no era lugar para artistas y que no encontraríamos artistas de la calidad suficiente para exponer en lugares como este”, a pesar de lo cual se trabajó con los internos en la muestra Libertad que después de presentará en el Seminario de Cultura Mexicana y en la Cámara de Diputados, para luego viajar a Marruecos, Madrid, Lisboa, Los Ángeles y Chicago.

El recital da inicio con la proyección de un video donde los reos comparten la experiencia fantástica que les implicó poder expresarse a través del arte, para luego continuar con la magistral interpretación de la Cantata sueños.

En presencia del compositor Arturo Márquez y del primero de los miembros de Kolëctive.Feat que ya se encuentra en libertad, Alberto Trueba, las potentes notas de la cantata comenzaron a sonar, con el primero de sus cinco movimientos: Es un sueño todavía.

 “Soñé que soñando estaba / un sueño que yo soñé / y en el sueño desperté / desperté soñando que no soñaba”, clama en un inicio la poderosa pieza que recuerda que “el sueño de mi país / es un sueño todavía”.

Entre cada movimiento, los asistentes pudieron disfrutar de partes del video hecho ex profeso para la ocasión, donde los internos reflexionan sobre la libertad y se llegan a preguntar cuánto vale una sonrisa.

El segundo movimiento de la cantata, Sin lamento, es un canto triste y calmado, mientras que el tercero, titulado Tengo un sueño, de imponentes acordes, contó con la participación del barítono Jesús Suaste.

Bajo la batuta de Eduardo García Barrios, el concierto continuó con Aforismos, movimiento inspirado en frases célebres de Gandhi como aquella que reza “ojo por ojo y todo el mundo acabará ciego”, a cargo de la mezzosoprano Norma Angélica Vargas, para finalizar con Internacionalicemos, que invita a compartir mundialmente el legado cultural, la salud y el bienestar.

Derribando muros es una experiencia artística que invita a la reflexión en pro de los sueños de libertad, justicia y equidad, que además cuenta con una adaptación poética realizada por Eduardo Langagne, en la voz de la narradora Lily Márquez. El público disfrutó ampliamente este primer concierto, que al final celebró con sonoros aplausos.

Este domingo 18 de marzo se llevará a cabo el segundo concierto Derribando muros en el Patio Octavio Paz de la Biblioteca de México, la cita es en punto de las 13:30 horas y la entrada es libre.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close